Logo

¿Cómo conservar los embutidos?

¿Cómo conservar los embutidos?

¿El jamón cocido que compras termina secándose en el envase antes de que puedas consumirlo? ¿El chorizo a lonchas que coméis en casa pierde su sabor después de conservarlo en el frigorífico?

Al igual que una botella de vino debe conservarse cerrada para no avinagrarse y las lechugas deben conservarse en frío para no perder su buen aspecto y su textura... los embutidos también deben seguir recomendaciones específicas de conservación.

Los trucos que compartimos en este post os ayudarán a sacar el máximo provecho de productos artesanales de calidad como la charcutería Casademont.

Conservar embutidos cocidos en lonchas

Los embutidos cocidos, como el jamón cocido Casademont, el pavo cocido Casademont, la mortadela Casademont... son aquellos que han sido elaborados con tratamientos de calor. Conservan mucha humedad y esto los hace especialmente vulnerables; son propensos a volverse rancios o a secarse en pocos días.

Para conservar su humedad y protegerlos del deterioro el mayor tiempo posible recomendamos guardarlos en un envase hermético en la nevera, a menos de 7º de temperatura.

Otro truco específico es congelarlos o envasarlos al vacío. Ninguna de estas dos técnicas alterará sus cualidades y ambas ayudan a evitar las visitas frecuentes al supermercado. ¡Nuestros embutidos cocidos son tan deliciosos y saludables que no se puede pasar una semana sin ellos!

Conservar embutidos curados en lonchas

Los embutidos curados loncheados, como el chorizo Casademont, el jamón serrano Casademont o la longaniza Casademont se venden precortados y eso puede hacer que pierdan cualidades más rápidamente. Deben ser conservados con trucos específicos para que sepan siempre como recién cortados.

Para evitar que se sequen en exceso y pierdan ternura coloca las lonchas una encima de otra, bien envueltas en papel film y guárdalas en la nevera a unos 7-8º.

La parte más importante viene justo antes de su consumo: los embutidos curados deben sudar un poco para tener esa textura blanda y ese ligero y delicioso aspecto graso que los caracteriza. Por eso recomendamos dejar los embutidos loncheados Casademont a temperatura ambiente una hora antes de consumirlos. Tanto para disfrutar de un buen vino como de un buen embutido curado, la temperatura de consumo es clave.

Conservar embutidos curados en pieza

Los embutidos curados que se venden en pieza entera, como el fuet Casademont, la longaniza Casademont , el chorizo Casademont… se elaboran en un largo proceso de maduración y secado, que elimina en gran parte su contenido en agua.

Para mantener su frescura y evitar que se endurezcan y se sequen, recomendamos conservar las piezas de embutido curado en un lugar fresco y sin luz directa, entre 15 y 20º de temperatura (por lo tanto, fuera de la nevera).

Una vez hemos abierto la pieza debemos cubrirla para evitar que se seque o que se ponga rancia. Entre los trucos populares que se usan tradicionalmente, recomendamos el de untar el corte con aceite de oliva para evitar que se enrancie y se seque la punta.

Noticias Relacionadas